QUIÉN SOY

Conoce mi historia.

Estoy de caza* buscando dos tipos de personas

¿Eres uno de ellos?

 

 

SE BUSCAN INCONFORMISTAS que quieran hacer un debut profesional en solitario

Quiero saber más

¿Te gustaría que la idea de levantarte cada día para hacer un trabajo que no te gusta no te robe más tiempo ni energía vital?

Tu entusiasmo y pasión por la vida aumenta ejerciendo tu talento.

 

¿A qué te dedicarías si tu trabajo fuera crear lo que mejor sabes hacer?

Conociendo lo que quieres, empezarás a crear la realidad que has estado viviendo hasta ahora como una fantasía.

 

“Haz que tu vida laboral cobre sentido. Si no reinventas tu vida profesional,

se te irá la vida pagando facturas y esperando la jubilación.”

 

¿Cómo llegas de A a B ?

Empieza poniéndole nombre a lo que inconscientemente has estado buscando y lo que vehementemente has deseado hacer. No hay mucha magia en esto, lo que sí supone es mucho trabajo de reconocimiento y compromiso.

 

¿Quién soy yo para hablarte de esto?

Soy una persona a quien la asfixia la frustración colectiva, la superficialidad social y la falta de vitalidad de quienes la rodean y/porque que no están dedicándose a lo que quieren.

Además de haber sido una empleada que desarrolló apatía, depresión y migrañas como síntomas de una profunda insatisfacción de propósito laboral.

 

“La satisfacción laboral es posible.”

 

Estoy convencida de que si te dedicas a hacer lo que te apasiona, a trabajar con personas estimulantes y para las personas que aprecian y que pagan encantada por tu talento, empezarás a sentirte una persona más satisfecha.

 

¿De qué se trata todo esto? Te doy pistas, ¡adivina!

● Es el llamado individual que escuchas en tu interior.
● Es algo que considera todo tu ser y tu personalidad.
● Es algo que se siente como algo urgente que cumplir.
● Es algo que le aportará coherencia a tu vida.

 

¿Ya sabes qué es?

Te doy la última pista.
Es el camino que te llevará a un destino profesional elegido y no impuesto.

 

¿Qué es?

La vocación.

 

¿Y quién soy yo?

Una mentora vocacional.

 

“Deja de esperar los fines de semanas para desconectarte de tu trabajo y crea un

trabajo que te conecte contigo y con otros.”

 

He creado La entrevista vocacional, un programa donde de forma autónoma podrás volver a reconocerte y sacar tus propias conclusiones al entender tus necesidades creativas.

 

Redirecciona tu vida profesional,
con lo que tienes y desde donde estás.
Te juro que no necesitas ni ganarte la lotería, ni volver a nacer.

 

¿O quizás eres este otro tipo de persona?

SE BUSCAN PERSONAS CON UNA OCU-PASIÓN

Quiero saber más

¿Estás pensando o ya has creado un nuevo estilo de vida a través de tu trabajo?

Lo sepas o no, lo creas o no, tú eres una marca que te representa a ti mismo/a como individuo social o/y como una marca comercial que presta un servicio o vende un producto. Si quieres tomar consciencia de este hecho, te estoy buscando.


Me presento: soy The Hospitality Hunter y llevo tiempo confirmando que una comunicación auténtica y el buen trato es lo único que hace volver a un cliente una y otra vez.


“Te necesito porque me interesa que ofrezcas experiencias de consumo

extraordinarias a tus clientes (incluyéndome).”

 

Estoy a la caza de emprendedores apasionados, pero, sobre todo, estoy obsesionada con colaborar con mejorar mi entorno revolucionando la atención al cliente y llevándola al nivel más auténtico, personal y único que exista.


Lo único que espero como consumidora es disfrutar de un servicio bueno, eficiente y de una atención auténtica, y es exactamente lo que hago como emprendedora: mejorar las necesidades de mis clientes emprendedores para que conozcan y complazcan las necesidades de sus clientes.


“Atraes lo que eres. Cosechas lo que cultivas.”

 


¿Cómo atraes el tipo de clientes con los que quieres trabajar?


● Descubriendo las necesidades ocultas de tus clientes para brindarles lo que ni ellos mismos saben que buscan.
● Haciendo volver a tus clientes, buscando el efecto “no sé qué es, pero me encanta”.
● Confirmando que no existe ninguna estrategia de marketing que supere “el boca a boca”.
● Haciendo que tus clientes le cuenten a otros lo bien que fueron atendidos y lo bien que lo pasaron en tu
establecimiento.


¿Quién soy yo para hablarte de todo esto?


Estoy convencida de que si haces lo que te apasiona, tienes un equipo que se identifica con tu creatividad y tus clientes aprecian tu producto y pagan encantados por tu talento, elevarás tu satisfacción laboral.


Si uno de estos tres elementos no está definido y alineado con los otros dos, tu equilibrio laboral se verá afectado.


El programa Diagnóstico profesional a medida revisa tu motivación profesional, la situación actual de tu actividad profesional y la mejor proyección de tu futuro laboral. La fórmula combina revisar tus necesidades personales para definir tus objetivos profesionales.

 

 

¿Para quién trabajo?

Quiero saber más

 

Las mentorías personales-vocacionales y profesionales-de servicio son para aquellos que reconozcan y necesiten el tipo de impulso que yo tengo para ofrecer.

 

No soy aficionada a las decepciones. Por eso, tienes que saber que yo no hago milagros, ni ayudo; yo te acompaño en un proceso en el que el compromiso de ambas partes es el requisito indispensable para ver cambios.


Con las mentorías y sesiones de coaching voy a crear reflexión, tensión y acción.

REFLEXIÓN para aplicar pensamiento analítico y crítico alineado con tus objetivos.

TENSIÓN para tomar decisiones que te saquen de encrucijadas.

ACCIÓN para que te sacudas la pasividad y te haga moverte y avanzar de forma consecuente hasta llegar a los objetivos que tú has elegido.


Te adelanto que soy una persona que dice verdades incómodas, mientras que recuerdo cosas importantes olvidadas.

Además, tengo un gran defecto o una gran virtud, y es que soy selectiva. Yo misma he decidido trabajar únicamente con personas comprometidas con su futuro.


Si estás en algunas de estas fases, podemos comenzar.


● Si ya puedes visualizar el sueño y la meta que quieres alcanzar.
● Si ya quieres articular necesidades personales y profesionales.
● Si ya tienes la determinación de satisfacer tus necesidades vitales y las de los que te rodean
● Si ya crees que estás en el momento que tú o tu negocio necesitan apoyo.
● Si ya te sientes emprendedor/a que lo quiere hacer.

 

Si tienes mucha curiosidad de conocer mi trayectoria de vida y profesional, aquí te la cuento.

Es opcional y te advierto que es larga como una novela.

 

Soy nieta de emprendedores, que en los años 60 no se llamaban start up, pero se llamaban dueños de negocios. Mi infancia transcurrió tras el mostrador de la heladería de mis abuelos que trabajaban de sol a sombra y hasta los domingos.


Estudié en dos colegios de monjas, las últimas bastantes progresistas. Me aburría en las clases científicas. Por el contrario, me apasionaban y se me hacían cortas las materias como latín, psicología, filosofía y arte. En aquel momento soñaba que al terminar la escuela sería la dueña de una galería o la directora de un museo de arte. Cuando terminé el colegio coqueteé con la idea de hacerme monja, pero mi madre, que era una agnóstica rebelde, me dijo que no podía porque era hija única. En todo caso, yo lo que quería era tener tiempo ilimitado para leer, pensar y reflexionar en soledad, pero finalmente no lo hice porque pensé que las monjas no se pintaban los labios de rojo y tenían que ser célibes.


Así que decidí estudiar interior design, porque siempre me he sentido a gusto en los lugares impregnados de carácter. Además, me encantan las antigüedades y los objetos útiles y bellos. Después de terminar los estudios, trabajé en el departamento de escenografía del teatro más importante de mi ciudad, viendo crear escenografías, recreando fondos para óperas, piezas de teatro y conciertos.


Siempre rodeada de creación.


En mi tiempo libre visitaba exposiciones en galerías y museos; iba a festivales culturales; veía películas, clásicos del cine europeo; escuchaba emisoras de radios piratas para descubrir nueva música; hacía cursos de idiomas, y quedaba con amigos para tomar café y pensar a qué país del mundo nos queríamos ir a vivir para estudiar y seguir aprendiendo. Terminé en Florencia, Italia, para estudiar visual merchandising.


Hasta este punto la vida había sido aprendizajes, arte, reflexión, y belleza a mi alrededor.


Después emigré a España, y aterricé en Santa Cruz de Tenerife, para una empresa de moda. Allí me estaba esperando una realidad nueva y desconocida. Después de un año en la empresa para la que trabajaba pedí seguir trabajando para ellos desde las oficina central en Madrid, donde me quedé viviendo y trabajando por nueve años, para aprender y crecer. Gracias, Madrid.


A nivel laboral le vendí literalmente mi alma al diablo, en cuanto que me estanqué en mi trabajo y permití que me robara mi energía vital. Me había alejado no solo de mi carrera, mi profesión o aquello que había estudiado, sino que me había alejado principalmente de mí misma, hasta el punto que ni siquiera me reconocía.


Cuando desperté de ese sueño pasivo e interminable, me hice autónoma, porque era la única manera de recuperar mi libertad y reconectar con mi creatividad a la vez que reorientar mi carrera.


Un buen día renuncié y empecé a vivir. Me fui a Berlín por tres meses a poner orden en mi cabeza y a bocetear un nuevo futuro. Regresé a Madrid, hice un máster en edición editorial, porque quería empezar desde cero mi vida dedicándome a una de mis pasiones: los libros y las publicaciones de arte, diseño e ilustración.


Terminé el máster, y encontré un trabajo en una editorial multinacional, para la que trabajé un año, tiempo suficiente para foguearme, aprender y tener un poco de experiencia. Allí tuve la fortuna de tener unos jefes majísimos, humanos y motivadores que se dieron cuenta inmediatamente de lo creativa y volátil que era y lo poco que valía para trabajar en un mundo corporativo, donde manda la eficiencia por encima del entusiasmo.


Así que después de haber aprendido lo que tenía que aprender, me fui y me despedí con un agradecido au revoir.


En ese momento me hice autónoma. Con este billete a la libertad volví a Berlín, el lugar donde había escrito el borrador de mi nueva vida. En aquel momento esa ciudad era un hervidero creativo y un entorno que potenciaba mi búsqueda y mi trabajo. Alli trabajé y viví feliz mi nueva vida, una que yo había elegido. Con el propósito vocacional calibrado, a cierto punto llegó el amor que me sacó de esa ciudad —aunque seguí en Alemania—, y me llevó a una pequeña ciudad cultural, tradicional, conservadora y, sí, aburrida para mis estándares.


Caí en otro hueco del tiempo y me desvié, por circunstancias personales. Así que empecé a dar clases de español en la universidad; nada en contra, pero no era lo que mi destino me tenía preparado. De nuevo me quedé dormida por una temporada hasta que en el 2010 volví a despertar con la determinación de crear un negocio, pero el mundo había cambiado, en cuanto a la forma cómo comunicarse. Una página web ya no era estática como yo lo había conocido, ahora era response, conectada con redes sociales, que se alimentaban de likes y followers. : (


Yo ya llevaba unos años observando activamente y con sentido crítico el mundo laboral, porque yo misma había sido una veterana de guerra. Además, la sociedad de consumo y el autismo portátil y móvil me estaba atemorizando y asqueando bastante.


Así que vivía haciéndome preguntas (yo en realidad debí haber estudiado filosofía) sobre cómo convertir la insatisfacción en satisfacción laboral, y cómo sería posible vivir experiencias de consumo significativas y relevantes.

 

Me volví a dar una ducha de agua fría para espabilar y ver cómo me iba a redireccionar a nivel profesional, esta vez considerando mis nuevas variables y aplicando todos los tropiezos y aprendizajes vividos.


Decidí hacer una formación como coach porque en Alemania es muy importante tener certificados para todo, incluso para ayudar a otros. Desde entonces trabajo con estos dos temas que le dan total sentido a mi búsqueda personal, humana, creativa y existencial.


Así llegué aquí, con modestas intenciones que pueden dejar una huella, con ganas de conectarme profesionalmente con personas creativas, auténticas y comprometidas, con un libro escrito a cuestas, con proyectos ambiciosos incubando en mi cabeza y con ganas de seguir orientándome con mi brújula interior.


Mi interés actual es mantenerme activa pensando; seguir reflexionando y escribiendo sobre la comunicación, el consumo y la naturaleza humana; dar charlas; promocionar mis cursos online, y trabajar con emprendedores comprometidos con sus vidas y su oficio.


Puedes llevar tu vida igual de lejos.

Cuéntame qué te hecho llegar hasta aquí.

hello@thehospitalityhunter.com

 

 

 

 

 

*Soy vegetariana y la alegoría a la caza está hecha en sentido figurado, en realidad solo apunto a su sentido original de subsistencia.

Conviértete en emprendedor
CONECTA CON MIS REDES SOCIALES

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies