Conocer y profundizar son las asignaturas

En el Instagram de Tavi Gevinson encontré una imagen con este mensaje:

Maybe there is a substitute for experience.”

 

¿Qué sensación te produce esta frase?

A mí esta idea me produce escalofrío y pánico.

La razón por la que dedico mi vida a buscar respuestas es para entender tanto las cosas ilógicas e irracionales, como, las cosas intangibles e invisibles.

Y además sé, que es solo a través de la experiencia que puedo llegar a ellas. La experiencia revela y completa verdades que de otra manera quedarían incompletas en la razón, por eso observar, reflexionar y apreciar son mis métodos de aprendizaje.

Sin ayuda de la filosofía y del arte no hubiese podido dar respuestas al pensamiento y apreciar la belleza, respectivamente. En mi caso son formas de autoconocimiento y una forma de reconocer y entender lo que está afuera de mí.

Además de estos pasatiempos didácticos, vivo con una añoranza incurable y latente por ciertas expresiones artísticas y formas de belleza del pasado.

Yo prescindiría voluntariamente de todo este pseudoprogreso, y sin pensármelo dos veces elegiría vivir en otras épocas en las que el pensamiento y la belleza fueron ideales sociales predominantes. En mi caso, me decantaría por los antigua Grecia y la Italia de los renacentistas.

Para mi es un hecho que todos tenemos:

● Una curiosidad innata.

● Un interés particular y obsesivo por algo.

● Una forma personal de filtrar el mundo.

Esta combinación es una cápsula potente que, usada con sabiduría, da respuestas a los asuntos que conforman nuestro mundo.

En la actualidad la tendencia tan marcada a simplificar y a generalizar ha dejado de lado la costumbre de profundizar. El exceso de distracciones, la desidia y la apatía están arrojando una sombra sobre la curiosidad, el pensamiento crítico y sobre nuestros intereses personales, dejando una huella importante en el compromiso con nosotros mismos y, por ende, con la sociedad y con el mundo que habitamos.

El concepto connaisseur (“conocedor” en lengua francesa) es un especialista del gusto en un dominio dado, particularmente en bellas artes, gastronomía y enología. El juicio crítico de los connaisseurs está basado en la condición de experto que les da su erudición y experiencia, además de una panoplia de habilidades no necesariamente objetivas, entre las que destacan la intuición, aspectos sensoriales y una particular relación con el placer que les permiten distinguir calidades y estilos y establecer atribuciones de autoría, procedencia o datación (sea de un fragmento literario, de una escultura o de un vino). No necesariamente ejercen profesiones regladas o pertenecen a ámbitos científicos (como las instituciones académicas y universitarias), sino que pueden ser simples aficionados (amateurs). Wikipedia

El aprendizaje requiere tiempo, interés y concentración. La consecuencia de dominar un tema es que puedes:

● Ayudar a crear experiencias personalizadas para otros en un mundo estandarizado.

● Convertirte en una autoridad en tu tema en una sociedad generalista.

● Restaurar la credibilidad en una sociedad escéptica.

Lo multitasking ha tergiversado la polimatía (del griego πολυμαθία, el aprender mucho). Esta es la sabiduría que abarca conocimientos sobre campos diversos de la ciencia, arte o las humanidades. Un polímata es un individuo que posee conocimientos que abarcan diversas disciplinas. También se utilizan los términos «erudito», «hombre renacentista» u «hombre del renacimiento» y, con menos frecuencia, «homo universalis» (expresión latina que podría traducirse como «hombre de espíritu universal»). Este concepto fue desarrollado durante el Renacimiento italiano (uomo universale). Wikipedia

El Renacimiento consideraba al hombre como un ser todopoderoso, con capacidades ilimitadas para el desarrollo, y exhortaba a la gente a abarcar todos los campos del conocimiento y desarrollar sus capacidades al máximo. Por este motivo, muchos hombres en el Renacimiento hicieron florecer notablemente la cultura y el arte.

Toda esta reflexión es una invitación para que conectes con tus intereses dándoles un valor personal para luego poder compartirlos con otros.

Ocupándote de ti y poniendo tus intereses al servicio de otros, participas y puedes enriquecer la calidad de vida de otros. Esta es una forma de aportar valor social, que no es poco.

 

¿Qué piensas?

 

The Hospitality Hunter

No Comments

Post A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies