EL NEGOCIO DE LA VIDA I Sin amor no hay buen trabajo.

Sin amor no hay trabajo.

Aparentemente, este blog es para hablar sobre el buen servicio y sobre emprendimiento, pero no me interesa que se quede solo en consejos bonitos, ni ponerme en posición de experta. Lo que sí me interesa es hablar de tú a tú, e intercambiar ideas sobre el negocio, el trabajo, la vida profesional o laboral, como te guste llamarlo, desde una nueva perspectiva, más allá de lo que conocemos. Esta es para mí la única manera en que se nos revelen nuevas posibilidades, ya que el mundo y el entorno laboral ya son suficientemente predecibles y decadentes (lo digo yo, no tenemos que estar de acuerdo).

Yo no me planteo misiones, pero lo que sí tengo es la clara intención de crear una reflexión social sobre nosotros como individuos creadores y como individuos que vivimos en un colectivo bizarre. Por eso, la cosa para mí no va de hacer business, para mí la cosa va de tener una actitud y tomar decisiones que apoyen el bienestar de la persona que realmente somos (este matiz lo conversaremos en otro post).

Hay tres deseos para la vida que se han convertido en un himno para ocasiones íntimas y sociales: salud, dinero y amor. Yo haría una alteración, una modificación y una reflexión en el orden en el que se expresan estos deseos. Yo diría: amor, trabajo y salud.

Te lo voy a explicar.

En este punto de la vida estoy convencida de que el amor es el principio de todo. Te aseguro que con amor se trabaja mejor, y que con amor se tiene buena salud. Y no hablo del amor romántico, ni religioso, ni de clichés, sino del tipo de amor que te hace tener una mejor relación contigo, y que hace que mantengas mejores relaciones interpersonales con otros.

Déjame seguir explicándome: el amor por lo que haces define el valor que tú te das a ti mismo/a, y al trabajo que haces. El trabajo visto desde esta perspectiva significa valorar el esfuerzo, el tiempo y la energía que le dedicas a ello.

Piénsalo bien, sin amor no gozarías de salud. Según yo misma y algunos expertos en medicina, la base de la salud es la alegría, no la de las fiestas, sino la del gozo interior, el sosiego y la tranquilidad emocional. Se necesita autoestima y amor propio para respetar, escuchar y cuidar tu cuerpo. Cuando no atendemos nuestras necesidades físicas y emocionales de forma cabal, ni nos alimentamos bien, ni descansamos suficientes, ni nos relacionamos con nuestro entorno de una forma amable, rompemos un equilibrio necesario para crear salud y no enfermarnos.

Se mendiga mucho reconocimiento, pero ¿existe algo mejor que el reconocimiento que tú te das a ti mismo/a? Vivimos reclamando ahí fuera, en el mundo exterior lo que nos falta interiormente, justo esa es la señal que apunta la carencia de lo que nosotros mismos no nos estamos dando.

Esta semana, una emprendedora que respeto citó el proverbio chino que reza: “Antes de cambiar el mundo, da tres vueltas por tu casa”, lo que yo traduzco como: mira dentro, arregla tu mundo, antes de ir, buscar, criticar y exigir afuera. Esto debería ser un deber constitucional, además de un principio de responsabilidad individual que cambiaría el estado social de queja, disconformidad y frustración colectiva.

Estamos llenos de conocimientos leídos, escuchados y contados, pero cargamos poca vivencia personal y real a cuestas. Sin ese equipaje, la vida (profesional) pierde no solo matiz y profundidad, sino también sentido (personal). Ya sabemos que no hay escuela, ni estudios, ni universidad que te enseñe a vivir.

Lo que te vengo a decir es que la calidad de nuestra vida laboral está directamente relacionada con nuestra vida personal. Se nos ha vendido la idea de que somos lo que hacemos, pero la verdad es lo contrario, tenemos que hacer lo que (ya) somos. Digo “ya”, porque no te tienes que convertir en nadie nuevo y diferente, ni pagar para que te enseñen nada que ya no sepas. La cuestión va de escuchar, escudriñar con el fin de reencontrarnos en el lugar donde nos abandonamos, para finalmente reconocernos y ayudarnos.

La escuela de la vida solo tiene un método de aprendizaje: se crece aprendiendo, se aprende haciendo y se avanza dejando lugar a los aciertos y a los equívocos. De eso se trata.
Life is an adventure of our own design intersected by fate and a series of lucky and unlucky accidents. – Patti Smith

La vida es una aventura de nuestra propia creación, interceptada por el destino y por una serie de accidentes afortunados y desafortunados. – Patti Smith

¡¡¡Bang!!!

Actualmente, soy adicta a una serie de gángsters llamada Peaky Blinders, que cuenta la saga de un clan, la familia Shelby. La historia se desarrolla en Birmingham, Inglaterra, entre la Primera y la Segunda Guerra Mundial. Thomas Shelby es el segundo de cinco hermanos, y el miembro de la familia que asume el rol de líder y cabeza de los negocios ilegales de la familia, contrabando y apuestas. Thomas, quien ama a su familia por encima de todo (son gángsters), es un hombre valiente, fuerte y aparentemente frío de temperamento. Todas las decisiones las toma asumiendo riesgos y sin miedo, rasgos propios de su personalidad. Como en toda serie que se precie, hay una historia de amor. Tommy, en la primera temporada, se enamora de Grace, y después de pasar la primera noche juntos, él le pregunta:

Thomas: «Will you help me?».
Grace: «Help you with what?».
Thomas: «With everything. The whole fucking thing. Fucking life and business”.
(Silence)
Thomas: «I found you. And you found me. We’ll help each other”.

Esta propuesta de compartir, acompañarse y ayudarse mutuamente en la vida, vista como un negocio, me parece la mejor propuesta y declaración de amor, posible.
Fuera de la física y las matemáticas, el orden de los factores sí puede alterar el producto. No es lo mismo trabajar para vivir que vivir para trabajar. No pongamos más confusión porque hay que aclararse y reenfocarse; no dejes que estas distorsiones te distraigan, y, sobre todo, que no se te olvide lo mucho que queda por amar.
Esta historia continuará.

Siempre gracias.

The Hospitality Hunter

No Comments

Post A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies