5 cosas que te pueden enseñar las abejas

¿Alguna vez te has preguntado cómo tienen sexo las flores? 

Las flores necesitan amantes que las polinicen y transporten materia reproductiva a otras de su especie.

Para explicarlo de una forma sencilla, la polinización es un one night stand entre un insecto y una flor. Sexo entre el reino animal y el reino vegetal. De ahí la historia que se le cuenta a los niños de las abejitas para explicarles de dónde vienen los niños, y evitarse explicarles el fenómeno complejo, interesante y fascinante de la reproducción en el reino animal.

Wikipedia define la polinización como el proceso de transferencia del polen desde los estambres hasta el estigma, o parte receptiva de las flores, donde germina y fecunda los óvulos de la flor, haciendo posible la producción de semillas y frutos. 

Explicado así, resulta un fenómeno cargado de mucha sensualidad, ¿o no?

Imagínate esta orgía reproductiva en la naturaleza multiplicada por miles de insectos y miles de flores. ¡Increíble!

La polinización es importantísima para el planeta porque mantiene un equilibrio en el ecosistema que es indispensable para que las plantas produzcan flores y frutos. Si quieres saber más, puedes ver: Green Porno.

Pero hay más, resulta que existe un verbo “polinizar“ y que oficialmente, según la RAE, admite una conjugación plena, lo que quiere claramente decir que existen otros sujetos. En este caso, polinizar no es verbo impersonal que solo existe en tercera persona del singular, como llover o nevar, sino que nos hace a ti y a mí potenciales polinizadores. Interesante, ¿no?

Aprovecha a las abejas y conviértelas en tus polinizadoras  

Da igual a lo que te dediques, si tienes una tienda de cualquier tipo, si vendes algo, si transmites conocimientos, si ofreces un servicio a otras personas, cualquiera de estas circunstancias te hace una persona apta para polinizar o ser polinizado.

Me imagino que te estarás preguntando qué te estoy contando.

Visto desde la perspectiva del servicio, me refiero a cómo puedes encantar, agradar, fascinar y deleitar a tu público o audiencia, para que vengan a ti como abejas que buscan el dulzor de una flor y el olor del polen.

Si empiezas a ver a cada uno de tus clientes, de tus invitados, de tus alumnos y de tus consumidores como tu amante, entenderás este intercambio como un love affair, y empezarás a interpretar el proceso de una forma nueva y útil.

Debes atraerlos premeditadamente con conceptos, ideas, productos y enfoques que sean nuevos, buenos e interesantes.

Si REALMENTE quieres conectar en un nivel más emocional e intenso con tu amante, deberás darle lo que necesita, lo que le gusta, lo que busca. Esa es la única forma de crear un acercamiento.

Vamos a hacer un paralelismo con el proceso de la polinización. Lo primero que tienes que entender es que en este escenario nos convertimos, metafóricamente hablando, en flores y abejas.

  1. Las flores con sus colores brillantes y su olor atraen a los insectos con su néctar azucarado y su polen, que son alimentos que las abejas aman comer. INTERPRETACIÓN: Todo buen acto de amor sexual necesita un buen preámbulo, y de eso se trata, de empezar y mantener un coqueteo con tu amante.
  2. Los insectos toman polen (serían como los espermatozoides) de las flores y los llevan a otras flores del mismo tipo. INTERPRETACIÓN: Entiende que cada abeja cumple dos roles uno como consumidor/a y otro como comunicador/a.
  3. El viento o los animales recogen el polen de las anteras masculinas y lo llevan al estigma femenino de otra flor. INTERPRETACIÓN: Una vez que les das lo que quiere se convertirá en un fiel y juicioso portador de tu mensaje.
  4. En esta otra flor, el polen de la primera flor fertilizará los óvulos de la segunda. INTERPRETACIÓN: Comienza a comunicarte indirectamente con otros, aun desconocidos, pero potenciales seguidores.
  5. Finalmente, el óvulo es fertilizado por el polen y se convierte en semillas (el polen fecunda los óvulos para producir semillas). INTERPRETACIÓN: Cuando logres convertir a tus clientes en fieles visitantes, habrás logrado algo épico: haberles transmitido un mensaje que ellos han aceptado y que a su vez podrán difundir a otros de modo indirecto y automatizado. ¡Bingo!, con cada buena experiencia, te reproduces. ¿Lo ves?

¿Conoces el boca a boca?, no la respiración, sino el comentario que alude a la publicidad. Pues eso es lo que pasa cuando ofreces una buena experiencia: la respuesta es que te recomendará.

La próxima vez que se te acerque una abeja, no le tengas miedo, ni la ataques. Tú no eres su objetivo. Y cuando escuches el zumbido de las abejas haciendo su trabajo, da las gracias por la gran lección que te están mostrando.

¿Cuál es el néctar y el polen que tienes para ofrecerles a tus abejas?

No Comments

Post A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies